Bandipur

Trekking

 

Al final del siglo 18, los Newars nativos del Valle de Katmandú han creado una comunidad en Bandipur, una ciudad muy bien situada en la ruta comercial entre India y Tíbet, fuera de los peligros de la malaria. Este lugar es una parada ideal entre estos dos gigantes económicos. Con estos aspectos, Bandipur tiene un patrimonio cultural y arquitectónico muy particular que se ha mantenido sin cambios hasta hoy.
 
La ciudad crecía y alcanzo su momento de gloria durante el período de los Rana (1846 - 1951), cuando la ciudad tenía el derecho de construir su propia biblioteca (un signo de riqueza para una ciudad), que todavía existe hoy.
En la década de 1970, el descenso de la ciudad empezó después de la construcción de la carretera Katmandú - Pokhara en el Valle de Marsyangdi. Comerciantes han emigrado a lo largo de esta nueva carretera y otra parte se ha dirigido en las llanuras del Terai. Bandipur se convierto en una ciudad olvidada.
 
Hoy Bandipur existe gracias a la agricultura y el turismo para los visitantes interesados ​​para descubrir un típico y pintoresco pueblo del Nepal.
 
 
Excepto la arquitectura Newari de la ciudad, Bandipur ofrece otros centros de interés como el Templo Bindyabashini y la biblioteca en el centro de la ciudad, así como el descenso a la cueva Siddha, las tres horas de caminata al pueblo Ramkot y el grande panorama sobre el Annapurna, Manaslu y el Ganesh Himal.